11 febrero 2008

PORTADAS QUE NO PUDIERON LLEGAR A SER





Cuando entre varios dibujantes haciamos una revista llamada La Barrila, al ayuntamiento de Santa Coloma,que era quien nos pagaba,no le gustó la portada del nº5
el clásico ejemplo de censura. el que paga manda
En aquel entonces,estaban construyendo un parking subterraneo,que tuvo mucha polémica,y claro,nosotros nos hicimos eco de ella, Pero claro,los que mandan no siempre tienen el mismo sentido del humor
Hice otra,que tampocó pasó,y a la 3ª fué la vencida:un delirante y surrealista paraiso de zona verde,para enmascarar la plaza dura en que se convirtió aquello.
Para la posteridad.